18/04/2017 Colegio Orvalle

¿La creatividad se educa?

La creatividad es una manifestación de la persona, permite encontrar nuevas ideas, establecer relaciones innovadoras y aportar soluciones a distintas situaciones. La observación es el primer paso para desarrollar la creatividad.

La creatividad se educa, esto tiene unas consecuencias tanto para los padres, como para los primeros educadores de sus hijos y para el colegio, que debe apoyar a las familias y además es el lugar donde cada día aparecen un sinfín de situaciones de aprendizaje.

Debemos potenciar y educar esta capacidad que tenemos todas las personas. La etapa infantil es el momento ideal para facilitar su desarrollo.

A continuación propongo dieciocho acciones que permiten entrenar la creatividad con los niños de tres a cinco años:

1. En cualquier situación, aceptar sus opiniones, sus respuestas y razonamientos aunque sean equivocados, permitir que se confundan, que poco a poco sean capaces de darse cuenta de que intentar las cosas es lo importante, no tienen que acertar a la primera. Dar salida a los errores haciendo que sirvan para aprender.

2. La imaginación y la creatividad van muy unidas, leerles cuentos, y cuando ellos empiezan a leer también, fomentar el gusto por la lectura en casa. Que vean a sus padres y a sus hermanos leer.

3. Enseñarles a jugar al ajedrez, empezando por el movimiento de las piezas y dejándoles que las muevan por el tablero.

4. Con los juegos de bloques y construcciones, construir estructuras libremente y aprovechar para que expresen verbalmente lo que están haciendo.

5. Escuchar música clásica mientras estamos en casa ayudando con algún encargo: limpiar, recoger, ordenar.

6. Jugar a inventar cuentos. Partiendo de unas premisas, les decimos qué personajes nos gustaría que hubiera en la historia (por ejemplo: un príncipe, una princesa y una bruja). Tienen que inventar cómo se desarrolla la acción y qué final tendrá.

7. El fin de semana puede ser un momento ideal para hacer recetas de cocina: dejarles que las busquen, o se les ocurran porque les han contado cómo hacerlo. Pensar ingredientes y prepararlos. Llevar a cabo la elaboración dejando que añadan su toque personal, pueden innovar e inventar modos de hacer diferentes.

8. Observar la naturaleza, hacer excursiones en familia al campo.
Al menos una vez al trimestre, si no puede ser más a menudo. Estar en contacto con la naturaleza, disfrutar paseando, viendo árboles en otoño, las flores en primavera…

9. Cuando les inviten a un cumpleaños, dejar que sea el niño el que piense qué le puede hacer ilusión al amigo que le invita a su fiesta. Puede ser algo que elabore él mismo (un mural con fotos, una tarjeta, un postre…).

10. Jugar con puzzles. Es una buena forma de poner en marcha estrategias de planificación, van probando si aciertan o deben cambiar los pasos que han seguido y vuelven a intentarlo. Para conseguir crear una pieza con sentido.

11. Disfrazarse. Pueden jugar a superhéroes o a princesas, y para ello lo que más les gusta es el disfraz. Pueden elaborarlo como mejor se le ocurra: con papel y pinturas o cogiendo ropa que ya no utilizan, mezclando y probando hasta conseguir el resultado esperado.

12. Cuando estamos de viaje y contamos cuentos, podemos probar a cambiar el desarrollo de la historia, para después seguir el hilo y continuar los cuentos de otra forma. Por ejemplo: Caperucita va por el bosque y la abuelita aparece dando un paseo; la Bella Durmiente se hace amiga de la bruja y consigue que sea buena; los Tres Cerditos persiguen al lobo para invitarle a que juegue con ellos…

13. Experimentos. Podemos utilizar agua, colorante, purpurina, harina, etc… Dejarles que mezclen, que descubran los colores que se forman al poner distintos colorantes en contacto con el agua…

14. En una ocasión especial podemos llevarles a una función de magia para niños. Disfrutarán seguro con un espectáculo de magia acorde a su edad.

15. Cuando nos hagan una pregunta respecto a cómo resolver una situación o algo que requiera una respuesta abierta, aprovechar para devolverles la pregunta y ayudarles a que sean ellos los que busquen la manera de llegar a la solución. Prestarles apoyo y ayudarles a pensar.

16. Música y movimiento. Fomentar en casa el gusto por escuchar distintos tipos de música, animarles a bailar y seguir el ritmo. Cuando celebramos algún acontecimiento familiar, disfrutar con la música y el baile.

17. Practicar deporte en familia. Si es posible en un lugar abierto, al aire libre, mejor. Seguir una disciplina deportiva nos hace intentar superar obstáculos para conseguir un fin.

18. Reír. Pasarlo bien en familia, disfrutar con los planes que hagamos juntos. Un ambiente familiar en el que reine el cariño, la confianza, el preocuparse unos por otros, el saber reírse de los defectos propios, y donde se fomente el buen humor y la cordialidad, serán una base fundamental para poder desarrollar la creatividad de los niños.

Covadonga Sáinz de Aja,
Profesora de Infantil en el Colegio Orvalle.

PADRES Y PROFESORES - COLEGIO ORVALLE

El blog PADRES Y PROFESORES encontrarás temas de interés o actualidad.