24/04/2017 Colegio Orvalle

Me preparo para la lectura: Preparados, listos…¡Ya!

Leer supone el ejercicio más eficaz para nuestro cerebro. Ya sabíamos que la lectura es productiva para aprender, ampliar vocabulario, avivar la imaginación o reducir el estrés, pero los avances en neurociencia de los últimos tiempos revelan que además, incluso a nivel fisiológico, leer es una de las actividades más provechosas a nivel cognitivo que podemos realizar.

Cómo lee el cerebro:

Como sabrás, nuestro cerebro se divide en dos hemisferios que trabajan conjuntamente, aunque para determinadas funciones, uno de ellos es más eficaz que el otro. Así, mientras el hemisferio derecho, llamado visual, se encarga de nuestra percepción corporal y espacial, manejando imágenes visuales; el hemisferio izquierdo, llamado lógico o simbólico, procesa la información secuencialmente y controla el lenguaje.

Cuando aprendemos a hablar, nuestro cerebro trabaja con la relación entre la palabra escrita y su sonido al ser pronunciada. El hemisferio derecho es capaz de reconocer palabras enteras, mientras que el izquierdo decodifica las partes de la palabra y su significado. Cuando nos acercamos a las palabras por primera vez, en torno a los 2-3 años, el hemisferio derecho ocupa un papel relevante, aunque más tarde, entre los 5-7 años, momento en que empezamos a escribir, es el hemisferio izquierdo el que toma protagonismo.

Es importante en estas edades estimular y fomentar el deseo de leer, esto se conseguirá a través de un material atractivo y metodología adecuada, siempre respetando el desarrollo madurativo de cada niño.

Previamente a la adquisición de la lectura se trabajarán distintas capacidades:
-Atención.
-Discriminación visual y auditiva.
-Seriación.
-Memorización.
-Asociación.
-Significación.

Con todo ello, aprovechamos el periodo sensitivo de la curiosidad infantil. 

Elementos didácticos:

Bits de palabras: Se trabaja asociación, reconocimiento y comprensión de palabras.
Cuentos: Se desarrolla la imaginación, creatividad y afición a la lectura.
Bits de imágenes: Los niños pueden realizar de manera autónoma la lectura de frases con éxito y de forma motivadora.
Letras recortables: Ayuda a la formación de palabras y su lectura.
Bits de gestos: Asociamos a cada fonema un gesto, de esta manera, el niño memoriza, discrimina, asocia y reproduce los sonidos llegando a la palabra.

Todo esto se trabaja de manera lúdica con lo cual el niño está más motivado, lo aprende progresivamente obteniendo un aprendizaje significativo.

Loreto Abad Sánchez, Rosalía Mancheño y María Jesús Gutiérrez,
Profesoras de Infantil en el Colegio Orvalle.

PADRES Y PROFESORES - COLEGIO ORVALLE

El blog PADRES Y PROFESORES encontrarás temas de interés o actualidad.