21/02/2017 Colegio Orvalle

¿Es que tienes que tocar todo?

¡Cuántas veces hemos dicho esta frase a los niños o cuántas veces nos la dijeron a nosotros de pequeños! ¿Es que tienes que tocar todo? La respuesta es SÍ.

El cerebro de un niño es totalmente plástico en sus primeros años de vida, por esa razón hay que aprovechar e introducir el mayor número de conceptos que le ayuden a comprender mejor lo que hay a su alrededor.

En la enseñanza partimos de lo más concreto a lo más abstracto. La fase manipulativa es la primera por la que pasa el niño. La importancia de esta etapa está en que ellos al tocar adquieren una mayor capacidad para interiorizar .

Hay una frase de Confucio que dice : “Me lo contaron y lo olvidé, lo vi y lo entendí, lo hice y lo aprendí “.

Cuando el niño manipula e interioriza pasa a lo que se llama la fase icónica, aquella donde el niño reconoce la representación gráfica de los materiales con los que trabajó, extrayendo así conclusiones cuando el material ya no está en sus manos. En este caso el niño usará su imaginación al visionar el material en su mente, para así asociarlo con una experiencia previa. 

De hecho, hay una gran relación entre la visualización y el cálculo mental, la estimación de medidas y la orientación espacial. Por lo que cobra especial importancia la visualización de experiencias anteriores.

Después el niño será capaz de traducir a lenguaje matemático lo que descubrió en las etapas manipulativa e icónica, encontrándose así en la fase simbólica que es ya la última.

Gracias al trabajo manipulativo podemos analizar el momento del proceso de aprendizaje en el que está el niño, siendo la observación nuestra mayor ventaja. Ayudándonos así a evaluar si el niño está o no preparado para el siguiente contenido.

Trabajar con material manipulativo es una buena manera de introducir los contenidos en el aula, pues para ellos es un juego y se involucran dando respuesta a los retos y tareas que el profesor le propone. Cierto es que nunca será el único recurso a utilizar en los procesos de aprendizaje, hay que tener claro que es un material de apoyo.

El material manipulativo será siempre un medio para alcanzar una comprensión pero nunca un fin, incluso es aconsejable trabajar en paralelo con el libro de texto.

Elena Pérez,
Profesora de Primaria en el Colegio Orvalle.

PADRES Y PROFESORES - COLEGIO ORVALLE

El blog PADRES Y PROFESORES encontrarás temas de interés o actualidad.